Como conseguí eliminar las algas en el acuario

enfermedades plantas acuario

¿Tienes dificultades para mantener vivas las plantas de acuario y tener las algas bajo control? Aunque todo el mundo dice que es tan fácil… ¡yo también tuve problemas!

Sigue leyendo mientras te guío paso a paso a través de cómo finalmente logré ese estado casi mítico conocido como “equilibrio en el tanque plantado”.

Todo el mundo siempre dice que el objetivo con las plantas debería ser “equilibrar el tanque”. Céntrate en que crezcan las plantas saludables y entonces competirán de manera natural con las algas en del tanque por recursos como nutrientes y co2, ¿verdad? Pero la pregunta es ¿Cómo se supone que debo hacerlo?

Siempre he tenido muchas dificultades para mantener vivas incluso las plantas más fáciles, ya fueran de crecimiento lento o rápido, no importaba a pesar de que compré el sustrato adecuado, la iluminación recomendada, y el fertilizante “todo en uno”…y el resultado fue el de muchos otros: muchos problemas con las algas.

Si preguntas por internet puede que no te sea tampoco muy útil….me llamaron novato por no poder mantener vivas las plantas. y al compartir la foto de mi acuario hasta una persona me preguntó si estaba intentando cultivar una granja de algas a propósito  jaja.

algas en el acuario 2

Y más importante aún, no disfrutaba de mirar o pasar tiempo con mi acuario. Era un monstruo verde, deprimente y frustrante, hasta que llegué a un punto en el que me harté y decidí que era hora de resolver el problema.

Antes de comenzar, recuerda que las plantas son seres vivos y que necesitan tiempo para reaccionar, por lo que si realizas un montón de cambios drásticos, no podrás saber lo que funcionó y lo que no.

Consejo 1: Solo cambia una cosa a la vez y luego espera por lo menos dos semanas (en un tanque estándar low-tech).
Luego observa qué efecto tiene. Necesitas aprender con el tiempo qué hace felices a tus plantas.

equilibrio en el acuario plantado

Es posible que hayas visto este diagrama antes sobre las tres cosas que las plantas necesitan para crecer y vivir, que son:

  • Iluminación
  • Nutrientes
  • Co2 o dióxido de carbono (aunque algunas personas dicen que el Co2 debería ser un nutriente técnicamente, pero por simplicidad lo vamos a separar).

Básicamente, las algas crecen cada vez que cualquiera de estos tres elementos está fuera de control. Si tienes demasiada o muy poca luz, o si tienes demasiados o muy pocos nutrientes, etc.

Por ello, cuando la gente te dice que necesitas “equilibrar tu tanque”, están hablando de estos tres componentes diferentes o “palancas” que por suerte puedes modificar y deben estar en perfecta alineación. Y la razón por la que el equilibrio es tan difícil de conseguir es porque cada aficionado tiene unas condiciones del acuario y del agua muy diferentes.

CO2

 

Si tienes un acuario principiante de baja tecnología (low-tech) como yo, “la palanca” del co2 es básicamente estable (no vamos a inyectar gas co2) y normalmente el valor de co2 es de 3 a 5 ppm en un acuario normal con buena agitación superficial e intercambio de gases.

Iluminación

Pasemos a la palanca número dos: la iluminación. En este caso la mejor recomendación es COPIAR. Investiga por internet y encontrarás un programa específico para tu pantalla que proporciona el mismo fabricante o que ha diseñado otra persona que coincida con el tamaño exacto de tu tanque y el tipo de plantas que estás manteniendo.

En mi caso, encontré un post de un aficionado el cual ya había realizado muchas pruebas con mi misma pantalla, así que copié su configuración de simulación de luz diurna.

¡Las plantas definitivamente lo disfrutaron! Comenzaron a consumir toneladas de nutrientes, por lo que estaba dosificando constantemente mi fertilizante “todo en uno” prácticamente todos los días para llegar a 20 ppm de nitrato. Desafortunadamente, también comenzó a producir toneladas de algas. Me crecían las del tipo marrón esponjoso, las cuerno de ciervo, algas de pelo verde…Traté de combatirlo usando un carbón líquido para dosificar en el tanque y quemar las algas, pero: quemar las algas muertas significó toneladas de partículas que hicieron que mi agua se volviera muy turbia. Luego, debido a que el tanque estaba tan desequilibrado, las algas acabaron volviendo con el tiempo, y las plantas estaban tan cubiertas de algas que no pudieron realizar la fotosíntesis y dejaron de crecer.

algas en el acuario
Agua turbia en el acuario

Me crecían las del tipo marrón esponjoso, las cuerno de ciervo, algas de pelo verde…Traté de combatirlo usando un carbón líquido para dosificar en el tanque y quemar las algas, pero: quemar las algas muertas significó toneladas de partículas que hicieron que mi agua se volviera muy turbia. Luego, debido a que el tanque estaba tan desequilibrado, las algas acabaron volviendo con el tiempo, y las plantas estaban tan cubiertas de algas que no pudieron realizar la fotosíntesis y dejaron de crecer.

Tres meses después, las algas de pelo verde se habían apoderado por completo de mi acuario. Claramente, esta configuración de iluminación no me funcionaba por alguna razón, así que volví a buscar en Google y encontré a otra persona que tenía el mismo modelo de pantalla que yo en un tanque de 40 cm de alto como yo, también luchando contra las algas. Publicaron su configuración de luz y su pantalla estaba configurada en menos del 40 por ciento de intensidad máxima. Y afirmaba que después de siete semanas y 7 cambios de agua semanales, pudieron controlar las algas capilares. ¡Había esperanza para mí!

El problema era: si estaba dosificando cantidades suficientes de nutrientes pero estaba usando demasiada luz,  ¿por qué a él le funcionaba esa configuración de luz y a mi no? El secreto era que sí funcionaba, ¡pero no estábamos usando las mismas cantidades de co2!

No me di cuenta, pero después de ver más comentarios en el foro, esa persona aditaba co2 en sus acuarios y yo no, así que finalmente puse la intensidad máxima de mi luz en un 30 por ciento (que seguía haciendo crecer algas), y definitivamente disminuí gradualmente la cantidad de tiempo que la luz estaba encendida hasta que las algas dejaron de crecer por completo en las hojas nuevas de las plantas.

Como resultado, el programa muy simple en el que terminé aterrizando fue: seis horas de plena luz, una hora de subida y luego una hora de bajada.

 

Lección aprendida: primero establece tu nivel de luz y mantenlo estable, pero en un nivel bajo.
Averigua cuál es la cantidad mínima de tiempo / intensidad que tus plantas necesitan para crecer y luego determina el nivel de nutrientes para ese nivel de luz en particular.

Una vez que lo tengas bajo control, puedes aumentar la iluminación más adelante.
Al final, el informe de daños es que tenía muchas plantas que estaban demasiado cubiertas de algas y tuvieron que ser reemplazadas.

Nutrientes

Esto nos lleva a la palanca número tres: los nutrientes.

Si no lo sabías, las plantas necesitan una mezcla muy exacta de macronutrientes y micronutrientes. necesitando muchos macronutrientes como nitrógeno, potasio, fósforo … y un porcentaje menor de micronutrientes. Todos ellos son la base para hacer que las hojas crezcan y las plantas se reproduzcan.

Hay un diagrama genial para entender el desarrollo de las plantas (aunque sea para plantas terrestres): Es el principio del barril de Lybig que dice:

“El crecimiento de las plantas lo dicta el recurso más escaso o el factor limitante y no el total de recursos disponibles”

 

Lo que eso significa es que necesito asegurarme de tener suficiente de cada nutriente importante para esa planta, y aquel nutriente del que no tengo suficiente es lo que va a limitar el crecimiento de mis plantas. (Puedes encontrar más información aquí )

Entonces, volviendo a mi historia, ¿Qué pasó después de que bajé la iluminación?

Bueno, terminé teniendo un exceso de nitrato producido por los desechos de los peces, porque al retirar plantas ya no consumían tantos nutrientes. Así que volví a dosificar mi fertilizante solo una vez cada una o dos semanas.

Pensé que por fin todo estaba bien, pero dos meses después empezaron a aparecer grandes agujeros en las hojas. Si alguna vez has visto una tabla de deficiencia de nutrientes de plantas como esta:

Los agujeros significa generalmente un signo de deficiencia de potasio, que curiosamente mi fertilizante contenía mucho, así que comencé a agregar un suplemento de potasio para ver si ayudaba y todavía seguía teniendo agujeros grandes, lo suficientemente grandes como para partes de las hojas se estaban derritiendo.

Finalmente adquirí un kit de potasio de agua dulce y comprobé que tenía menos de 5 ppm de potasio.

Supongo que el helecho gigante de Java que tengo en la parte delantera del tanque estaba succionando todo el potasio del agua. Entonces, una vez que comencé a dosificar un suplemento de potasio más concentrado (AF K Boost), finalmente los agujeros desaparecieron y los niveles de nitrato comenzaron a bajar nuevamente porque las plantas tenían suficiente potasio para consumirlo.

Desafortunadamente, te lo creas o no, todas mis criptocoryinas se derritieron… el enorme aumento de potasio que estaba destinado a ayudar a que todo se arreglara fué un cambio demasiado súbito para ellas, por lo que pueden pasar meses hasta que finalmente se acostumbren a mi nueva agua más saludable parámetros.

Lección aprendida: si tus niveles de co2 y luz están establecidos pero no sabes qué está pasando con los nutrientes, compra kits de análisis de agua.

De hecho, volví a Internet, investigué mucho sobre artículos de diferentes fuentes que hablaban sobre tanques plantados y compilé una lista de rangos de nutrientes recomendados para los nutrientes que puedes probar:

Terminé comprando todos los kits de prueba de agua que pude encontrar.

Entonces, ¿por qué no funcionaba mi fertilizante a pesar de que tenía muchos nitratos?

  • Número uno: mencionamos el bajo nivel de potasio por culpa de mi helecho gigante de Java
  • Número dos: aparentemente tengo bajo el fosfato, que es un macronutriente que las plantas necesitan mucho. Y eso se debe a que normalmente se obtienen muchos fosfatos de los alimentos secos preparados para peces, pero yo le doy muchos alimento de alta calidad que no contienen muchos fosfatos.
  • Número tres: tengo baja gh o dureza en general. Mi agua blanda no contiene ningún mineral y luego el fertilizante que estaba usando tampoco contenía calcio ni potasio (lo fabrican así para  las personas que tienen agua dura) así que terminé teniendo que dosificar los minerales de AQUAFOREST FRESHWATER  y ahora las plantas están mucho más felices conmigo.

Debido a los múltiples nutrientes que me faltaban, diría que las tablas de deficiencia de nutrientes para las plantas son un buen punto de partida, pero pueden ser muy difíciles de leer si careces de múltiples nutrientes y minerales al mismo tiempo como yo.

Antes de cerrar la sección de nutrientes, solo quería mencionar como nota al margen: sé que he estado hablando principalmente de los nutrientes de la columna de agua. Obviamente, si tienes plantas que prefieren alimentarse por sus raíces como espadas amazónicas o criptas y tienen mala pinta, asegúrete de alimentarlas a través del sustrato con un fertilizante específico.

Conclusión

Acuario plantado equilibrado

En este punto creo que consideraría mi tanque bastante equilibrado. Hay cantidades insignificantes de algas que los comedores de algas básicamente eliminan, y estoy comenzando a ver un nuevo crecimiento en algunas de las plantas.

¿Pero he terminado mi trabajo? No.

Quiero ver como crecen mis plantas de crecimiento lento como las criptocorynes y los helechos de Java.

Creo que ahora la iluminación es mi factor limitante, así que voy a volver a la primera configuración de iluminación que encontré, pero esta vez usando un 40% o tal vez un 50% de intensidad máxima. Al aumentar la iluminación, las plantas comenzarán a consumir más, así que debo seguir midiendo mis nutrientes.

Eventualmente quiero llegar al punto en el que no necesite hacer más cambios de agua, solo rellenos menores y añadir fertilizante si es necesario.

¡Si yo pude hacerlo, tú también puedes!

Entradas recomendadas